20081.jpg

El Partido Demócrata ha puesto en marcha su Equipo Rápido Repuesta (Rapid Response 2.0), un servicio dirigido a los votantes demócratas más activos que, de manera casi instantánea, les hace llegar información sobre las declaraciones más polémicas, las meteduras de pata, los cambios de opinión ante cuestiones importantes o los ataques que hagan los candidatos republicanos. El objetivo, dotar de argumentos de la manera más rápida para que tanto en las conversaciones cotidianas como en las intervenciones en los medios los demócratas sepan cómo hacer frente a sus adversarios políticos. Un ejemplo del nivel de perfeccionamiento y profesionalidad de las campañas americanas.