Pedro Rodríguez, corresponsal en Washington, de ABC publica hoy este artículo:

La ventaja de Obama

Barack Obama, el joven senador del Partido Demócrata con aspiraciones presidenciales, se ha colocado a la cabeza de la carrera por recaudar fondos de cara a las elecciones estadounidenses del 2008. Durante el último trimestre y superando incluso a la formidable campaña de Hillary Clinton, el candidato negro ha sido capaz de reunir casi 24 millones de euros. Una cifra record para un presidenciable demócrata a estas alturas del calendario para elegir al sucesor de George W. Bush. De acuerdo a su contabilidad, la candidatura de Barack ha sido capaz de atraer 154.000 nuevos donantes a las arcas de su campaña entre abril y mayo. Con el mérito de que la mayoría de este abultado respaldo monetario ha sido reunida a través de pequeñas contribuciones, con un promedio de doscientos dólares (unos 148 euros al cambio).

Las regulaciones actuales limitan a 2.300 dólares (menos de 1700 euros) las donaciones individuales a un candidato presidencial durante el período de primarias y otro tanto para la campaña general. Estas cifras, que periódicamente deben ser divulgadas a la Comisión Federal Electoral, resultan especialmente relevantes. Al servir para calibrar la popularidad, entusiasmo y posibilidades para un candidato. En el caso de los demócratas, los avances de Obama suponen un cierto descrédito para Hillary Clinton. Ya que la senadora por Nueva York cuenta con una mayor experiencia y perfil político además de la privilegiada ayuda de su esposo, el ex presidente Bill Clinton considerado como un virtuoso de la recaudación de donaciones electorales. Al dar a conocer sus buenos resultados, que han eclipsado los 27 millones de dólares reunidos por Hillary Clinton, Barack ha destacado el respaldo popular de su candidatura presidencial. Un pulso político que el senador de Illinois quiere centrar en una trilogía de pragmáticas cuestiones: cobertura sanitaria para todos, independencia energética y un final para la guerra de Irak.

Durante esta semana se espera que los aspirantes del Partido Republicano divulguen sus respectivas recaudaciones pero ya se anticipa que ninguno va a llegar al nivel de Barack o Hillary. Confirmándose el limitado entusiasmo que el actual plantel genera entre los votantes del Partido Republicano. Con todo, se espera que las presidenciales del 2008 superen fácilmente el listón de los mil millones de dólares en donaciones electorales.