Esta terminología, la que convierte a lectores en amigos, no hubiera tenido sentido hace cinco años. Entonces las redes y medios sociales daban sus primeros y titubeantes pasos. Hace cinco años no hubiera tenido mucho sentido el Informe de Medios de comunicación en redes sociales que el Gabinete de Análisis Demoscópico (GAD) publicó el lunes (aquí podéis descargar el resumen ejecutivo).

Para este informe, GAD ha estudiado la profundidad de la apuesta de los medios de comunicación por los medios y redes sociales más populares: principalmente Facebook, YouTube y Twitter . En su estudio realizado a medios de todos los ámbitos – emisoras de radio, canales de televisión y prensa, tradicional o digital-,el Gabinete de Análisis Demoscópico ha estudiado variables como, por ejemplo, la presencia de un logotipo de Facebook o Twitter en la página principal de la web de un medio, o el número de vídeos subidos al canal de YouTube, en caso de haberlo.

Dispositivos como el iPad acercarán aún más a los medios y las redes sociales
Dispositivos como el iPad acercarán aún más a los medios y las redes sociales

Tan interesantes como las respuestas son las preguntas que ha hecho GAD sobre el trabajo en medios sociales de la prensa española. Además de las cuestiones mencionadas anteriormente, el informe se preocupa por la interacción del medio con los espectadores. Por ejemplo, cómo algunos medios son más aplicados a la hora de retuitear o responder a los comentarios en redes sociales.

Un total 1.475.000 personas son seguidoras de algún medio en una de las tres plataformas mencionadas. Esa distinción entre lector/oyente/espectador y fan/seguidor va más allá de la dimensión semántica y señala una de las características principales de la comunicación digital: la implicación emocional de los consumidores o compradores de información con los medios que la proveen.