El 40º Presidente de los Estados Unidos nació en Tampico, Illinois, y aunque mañana cumpliría 103 años y en 2014 se celebre el 10º aniversario de su muerte, tanto su legado como su forma de hacer y entender la política siguen muy presentes en la vida americana. Reverenciado por los conservadores de Estados Unidos, la figura del expresidente Reagan ha alcanzado el estatus de ícono en el imaginario del pueblo estadounidense.

Por su parte, también es habitual entre los equipos de campaña la búsqueda de referencias entre antiguos políticos norteamericanos y actuales candidatos; así, mientras Obama no desiste en la búsqueda de paralelismos con Kennedy o Lincoln, Reagan es el gran referente ideológico y político para el movimiento republicano de los Estados Unidos.

Lo cierto es que Ronald Reagan llegó al Despacho Oval en un momento convulso de la historia. Su presidencia, a la que llegó con 69 años, se produjo entre 1981 y 1989 y sus políticas fueron decisivas para facilitar el fin de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética. En el plano doméstico, la economía atravesaba una profunda crisis, con un débil crecimiento, elevadas cifras de desempleo y una inflación galopante.

Su humor, su habilidad para contar historias y su capacidad para explicar de manera sencillas cuestiones complejas podrían ser los rasgos que definieron su estilo como comunicador. Todo ello, posiblemente determinado por su trayectoria anterior en el mundo del cine y la televisión, donde protagonizó casi 70 películas y participó en más de 15 programas de la pequeña pantalla.

Muchas de sus frases han pasado a formar parte de la Historia de la Política no sólo americana sino internacional. A continuación se recogen 15 frases célebres pronunciadas por el Presidente  Ronald Reagan durante su mandato que ayudan a entender su figura y su obra:

  • «No estoy preocupado sobre el déficit. Es lo suficientemente grande para cuidarse sólo».
  • «He dado órdenes para que se me despierte en cualquier ocasión de emergencia nacional, incluso si estoy en un reunión con mi gabinete».
  • «Dicen que la política es la segunda profesión más antigua. Me estoy dando cuenta de que cada vez se parece más a la primera».
  • «Las nueve palabras más terroríficas en lengua inglesa son: `Soy del Gobierno y aquí estoy para ayudar´».
  • «La primera obligación del Gobierno es proteger a la gente, no dirigir sus vidas».
  • «Recesión es cuando tu vecino pierde su empleo. Depresión es cuando tú pierdes el tuyo. Recuperación es cuando Jimmy Carter pierde el suyo».
  • «¿Cómo describes a un comunista? Es alguien que lee a Marx y Lenin. ¿Y cómo describes a un anticomunista? Es alguien que entiende a Marx y Lenin».
  • «El Gobierno es como un bebé. Un canal de alimentación con un gran apetito por un lado y ningún sentido de la responsabilidad por el otro».
  • «Me he dado cuenta de que todo el mundo que está a favor del aborto ya ha nacido».
  • «La visión del Gobierno sobre la economía se podría resumir en unas pocas frases cortas: si se mueve, ponle impuestos; si se sigue moviendo, regúlalo. Y si deja de moverse, subsídialo».
  • «La Historia nos enseña que la guerra empieza cuando los gobiernos creen que el precio de la agresión es barato».
  • «Me he preguntado muchas veces cómo serían los Diez Mandamientos si Moisés hubiera tenido que pasarlos por el Congreso de los Estados Unidos».
  • «La paz no es la ausencia de conflicto, es la habilidad de gestionar el conflicto por medios pacíficos».
  • «Las mejores mentes no están en el Gobierno. Si hubiera alguna, el sector privado se las robaría».
  • «Hoy no hay respuestas sencillas, pero sí hay respuestas simples. Debemos tener el coraje de hacer lo que sabemos que moralmente es correcto».